Home Blog Vuelva Usted Mañana

Vuelva Usted Mañana

18/03/2018

El arte de Procrastinar

Los seres humanos tenemos tendencia a procrastinar el comienzo de cualquier nueva actividad que nos proponemos incluir en nuestra vida, y solemos autoconvencernos diciéndonos: ¨Mañana empiezo…¨ y ese mañana, nunca llega.


Cuando nuestra mente detecta que vamos a incluir algo diferente a nuestra rutina diaria, lo primero que hace por desconocimiento es desconfiar, y decide posponerla. Así que los 20 minutos que te habías propuesto meditar todos los días, no encuentran lugar, en tu apretada agenda.


foto-mano-escribiendo-agenda

by Green Chameleon

Nuestra mente empieza a enredarnos y nos da toda una serie de excusas para que sintamos cierto alivio al no haber encontrado esos minutos para meditar otra vez, y la disculpa que más nos aligera la culpa es, mañana empiezo, mañana saco tiempo. Empezamos a programar un mañana hipotético basado en nuestro típico día, divagando entre varias posibilidades donde encontrar ese espacio para meditar esos 20 minutos….

Nos convencemos que en ese ¨futuro perfecto y feliz¨, que solo ocurre en nuestra mente vamos a  encontrar el tiempo y el lugar para tener ese momento íntimo y especial, que hoy no hemos hallado.

En nuestro hoy presente, en este hoy que es un día típico de nuestra vida, que ya es el futuro idílico del ayer, en este hoy……..¿dónde se han metido esos 20 minutos de meditación?…. ¿qué ha sucedido?…. ¿quién o qué tiene la culpa?

Nadie, ni siquiera uno mismo tiene culpa de que no haya sido capaz de ser fiel a su ideal de un futuro con 20 minutos de meditación al día.

A la mente le gusta la pereza….le gusta remolonear y encuentra un montón de excusas para no hacer nada que le va a suponer un esfuerzo, ya que ella tiende al instinto de conservación que hace que no te muevas de donde estás, si allí estás calentito y alimentado.

Para nuestra mente mañana, es algo futuro y lejano, y mañana cuando llega ya es hoy. Mañana vuelve a ser tu futuro y así vuelta a empezar,  acabamos montando nuestra propia versión del ¨día de la marmota¨.

foto-mano-sosteniendo-brújula-puesta-sol

by Tim Graf

¿Cómo hacemos para incorporar esta nueva actividad en nuestra vida?

1. Pregúntate si realmente quieres hacerlo. Sé honesto contigo mism@, debes tener la ilusión, el deseo, las ganas de incorporar un hábito como base para hacer algo que no has hecho antes. Significa priorizar esa actividad y encontarle su espacio en tu día a día.

2. Haz un plan de tu semana y agenda tu nueva actividad como si fuera una cita con el fisioterapeuta. Si estuvieras recuperandote de una lesión física y tuvieras que ir al fisio todas las semanas o incluso varios días a la semana, buscarías el tiempo para hacerlo y recuperarte. Inclúyelo en tu agenda o ponte un calendario en la nevera o busca el lugar donde tenerlo presente todos los días.

3. Sé honesto contigo mismo, busca que cosas pueden facilitarte llevar acabo el compromiso de incorporar esa nueva actividad en tu vida, meditar, correr, leer o hacer pilates. Busca lugares cercanos a tu casa o trabajo, búscate un aliad@ que te anime hacerlo, alguien con quien compartirla o un coach para que te oriente. Crea un lugar especial en casa si tienes posibilidad, escribe un pequeño diario donde cuentes como está siendo tu experiencia, qué te aporta…dale voz a tu pereza, etc

En definitiva, busca algo que a ti te sirva para no dedirle a tu ¨pilates, meditación o lectura¨….vuelva usted, mañana 😉

Posts relacionados

Deja un comentario